Diario 1921 de Castelao vs. Apaches. Los salvajes de París (varios autores)

Castelao:
Diario 1921
(Francia, Bélxica, Alemaña)

diario 1921

Portada da edición que existe na nosa biblioteca

París. Febreiro
Día 14
Hoxe, luns, farteime de dormir e de pensar deitado na cama. Tiven carta da miña dona i estou contento e triste ó mesmo tempo.
Neste burgo estamos afastados do París que eu coñecía; eiquí a vida é tranquila, anque chea de amoralidade. Eu penso que se todo o mundo fose París e anque París fose ó “Barrio latino” a humanidade esgotaríase nunha ducia de anos. ¡É triste ista vida! ¡E moito máis triste que os que a viven non se decaten da súa tristura!

Gustave Caillebotte. Les raboteurs de parquet

Gustave Caillebotte: Les raboteurs de parquet

 

Día 17

Caillebotte non será un grande pintor, pero fixo un cadro interesante. Tres homes cepillando o piso embreado dunha casa; unha fenestra no fundo fai brillar o negro do piso, e as liñas por onde pasou o cepillo amostran a verdadeira côr das tábuas. Non ten máis que iso.

Apaches
Los salvajes de París

Apaches La felguera

A CHUSMA. A PESTE. A PRAGA
Apaches. Los salvajes de París é un ensaio formado por varios artigos de diferentes autores sobre un fenómeno antropolóxico: o apachismo parisino da Belle Époque. O libro publicouse en novembro de 2014 e xa está esgotado.

Bal Musette, Paris circa 1920  Albert harlingue Roger-Viollet Collection

Albert Harlingue (1879-1963): Bal Musette, París, circa 1920.Colección Viollet.

 

   Batallas con bombas, escaramuzas en automóbil, larga y trágica defensa de la guarida… […]. Eran unos sujetos que se cubrían invariablemente con gorras de visera, llevaban un pañuelo alrededor de la garganta y bailaban incesantemente con sus mujercitas de traje negro y mandil rojo, a las que doblaban como si fuesen de goma y agarraban por los cabellos hasta suspenderlas en el aire. La brutal y difícil habilidad con que estos sujetos hacían girar –siguiendo el ritmo del baile – a sus compañeras, elevándolas por el pelo, era lo que preferentemente todo el mundo admiraba de ellos. Entonces fue cuando se puso de moda la danza de los apaches, y muchos de tales sujetos, aburridos de hacer malos negocios, hallaron un cómodo medio bailando en los escenarios. Otros se casaron con acaudaladas damiselas norteamericanas que podían permitirse el lujo de ir a elegirlos a los mismísimos suburbios de París.

 Wenceslao Fernández Flórez: “Diseño del apache” (prólogo á novela Los                                                                  señores apaches de Joaquín Belda, 1928)

 

Apachentanz_-_Leo_Rauth,_1911

Leo Rauth (1884-1913):  Apachentanz (Danza apache), 1911

   Aínda que este ensaio relata unha época anterior á que viviu Castelao no seu Diario 1921, porque en realidade a fase de apachismo rematou cando na 2ª guerra mundial se recrutaron todos os varóns en idade de loitar. Fernández Flórez di:

   La guerra les perjudicó notablemente.Toda su capacidad para los actos crueles, que era mucha, no pudo competir con el interés que suscitaba aquella carnicería de millones de seres maravillosamente organizada. Cuando comenzaron a utilizarse os gases deletéreos, muchos apaches se retiraron definitivamente de su oficio, convencidos de no poder inventar algo más sensacional y tremendo.
Wenceslao Fernández Flórez: “Diseño del apache” (prólogo á novela Los                                                                                      señores apaches de Joaquín Belda, 1928)

Imaxe satírica do modo de vida apache 2Imaxe satírica do modo de vida apache 1Secuencia satírica do modo de vida apache: Conferencia apache

   La forma de vestir de las mujeres de los bajos fondos -caracterizada por el uso de grandes chales y por la utilización de vestidos más cortos, ceñidos y escotados- será imitada por mujeres de clases sociales más elevadas, en un proceso que afirmaba y diluía a un mismo tiempo la identidad de los apaches como subcultura.

               Layla Martínez: “La heroína apache y los dispositivos de disciplina de la sociedad”

 

Amelie-Helie-1-1879-1933, a heroína apache

Amélie Hélie, Casque d’Or (1879-1933), a heroína apache.

 

   Más allá de la supervivencia vital, los apaches, como la mayoría de los jóvenes que se encuadran en bandas, ansiaban prosperar y gozar de cierto reconocimiento social. Una de las vías para obtenerlo, aparte de lucir un vestuario peculiar y mostrar una actitud altiva y desafiante, era mediante las prácticas violentas, entendidas como un método para lograr respeto.

 Carles Viñas: “Les apaches. Los gamberros de la Belle Époque como antecedente del fenómeno Racaille”

Fotograma da banda apache protagonista de Les vampires 1015 de Louis Feuillade

Integrante dunha banda apache. Fotograma do filme Les vampires de Louis Feuillade (1915)

 

 

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s