” La antigua Roma por cinco denarios al día”. Ph. Matyszak. Akal.

La antigua Roma por cinco denarios al día- Ph. Matyszak. Akal.

Bajo la forma de Guía turística , el autor nos introduce de lleno en la vida de la Roma de los Césares. Como si fueras un joven con poco dinero que llega a la capital del mundo, este libro te enseña cómo debes viajar hasta allí, te explica los alrededores (los magníficos acueductos, las tumbas al lado dANTIGUAROMA03e la Vía con esos epitafios tan conmovedores…), te aconseja dónde alojarte y a evitar los barrios más marginales o peligrosos, qué ropa debes vestir para que no te miren mal, cómo usar los servicios públicos y como portarte en los magníficos baños públicos (por favor, ¡no te tires de golpe ni chapucees!), cómo debes comprar y el valor de las monedas… en fin, lo necesario para sobrevivir en Roma.
Pero a veces el autor –un enamorado de Roma- se pone más explicativo y, de forma amena y coloquial, te informa de cómo son los romanos, qué piensan, cómo son las clases sociales y su estructura jerárquica que sobrevivirá tantos siglos, el sistema judicial y qué actitud tienen ante los dioses.
Por supuesto, hay visitas o rutas recomendadas: los principales monumentos de la ciudad, los templos que hay que ver o sitios interesantes (como el campo de Marte, una zona verde donde montar a caballo, hacer ejercicios militares o tomar el sol, y tan grande que los parques londinenses parecen jardines bonsáis a su lado).
Esta Guía está escrita con mucho humor y estilo informal. Frecuentemente aparecen detalles chuscos y que siempre te enseñan cosas –aunque no te des cuenta-, como cuando dice: “la idea de que los romanos juran a los dioses mientras se agarran los genitales viene del latín testis, testigo” , o hechos impresionantes como cuando ponen al recién nacido delante del pater familias para que decida si vive o no, o truculentos, como que los parricidas son arrojados al Tíber dentro de un saco cosido en compañía de un perro, un gallo, una culebra y un mono).
Era una sociedad terriblemente dura pero que desarrolló los valores de convivencia y bienestar (derecho, salubridad, urbanismo…) muy por encima de los niveles de aquellas épocas. Un imperio que trajo progreso a nuestra tierra y a todas a donde llegó; una sociedad que nos explica.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s